Peñas

Historia de una foto

María de Lourdes Marr encierra en una sola imagen su pasión por Vélez.
Por Agustina Cupitó

Hay un dicho popular que afirma que una imagen vale más que mil palabras y el pasado domingo durante la XI Convención de Peñas en el Polideportivo, el pueblo fortinero confirmó ese saber popular. La foto que ilustraba a una mujer de pelo color ceniza y ojos verdes con lágrimas en su rostro y un gesto de profunda emoción, se viralizó apenas fue publicada en las diferentes plataformas de comunicación del Club y cautivó a todo aquel que la vio.

María de Lourdes Marr nació hace 58 años en Carmelo, Uruguay, y aunque los hermanos del vecino país son conocidos entre otras cosas por su devoción hacia el fútbol, ella confiesa que siempre le gustó más el fútbol argentino que el de su tierra natal. Es por eso que, pese a simpatizar por Peñarol y Liverpool, desde joven se dedicó a ver los torneos que se disputaban en nuestro país y así fue como en los inicios de la década del 90, seducida por el virtuosismo del equipo dirigido por Carlos Bianchi y con la llegada de José Luis Chilavert, se decidió a ser hincha de Vélez. "Su figura, su carácter, el ser tan frontal me fascinó, es mi ídolo", afirma con orgullo sobre el guardameta paraguayo.

"La Negra", como le dicen cariñosamente sus familiares y amigos, no se pierde por nada del mundo un partido del Fortín: "Cuando juega Vélez dejo todo, me gusta verlo sola, con el mate al lado y antes de que empiece me persigno y rezo una oración". Tal es su fanatismo que sus dos hijas y sus cuatro nietos también son de Vélez.

Pese a estar tan cerca pero a la vez tan lejos, nunca había podido venir al Amalfitani hasta que a mediados del año pasado su marido escuchó en la radio local que una muestra de fotografía procedente del Club Atlético Vélez Sarsfield iba a estar durante la segunda quincena de agosto en la Casa de la Cultura de Carmelo. El Taller de Fotografía Estenopeica, que ya había pasado por Maldonado y Punta del Este, cerraba su gira por la Banda Oriental y el 11 de agosto a las 19:00 se acercó a su inauguración a ver de qué se trataba. "En cuanto abrí la puerta y vi los escudos, la bandera y las fotos del club me largué a llorar", así fue como contenida por los alumnos expositores les contó su historia de amor por Vélez y ellos la alentaron a visitar el Club para presenciar un partido del primer equipo. Luego de idas, venidas y contratiempos la jornada en que se reunirían las peñas de todo el país era la cita ideal para que Lourdes cumpliera su sueño.

Así fue como llegó el tan ansiado 3 de febrero, fecha en la que el deseo de toda su vida, su sueño, por fin se iba a hacer realidad. Junto a los integrantes de todas las peñas del país recorrió parte de las instalaciones del Club y el Polideportivo, sus ojos se llenaron de azul y blanco y cada célula de su cuerpo se estrenaba ante el imponente predio que abarca Vélez Sarsfield. "Mi corazón está acá, hoy viví lo que es la familia velezana, la unión, me abrazaban sin conocerme, lloraban conmigo. Pude cantar con el resto de los hinchas y compartir el aliento de la gente en todo momento y lugar", relata incrédula.

Lo que jamás se imaginó es que además de conocer la Sede, el Estadio y el Polideportivo la tarde del domingo le tenía preparada una alegría más. El Departamento de Peñas guardaba un as bajo la manga. Su ídolo, José Luis Chilavert, apareció entre la gente pasadas las 17 horas y Lourdes rompió en llanto, no podía creer tener en frente a la figura que tanto admiró siempre: "No me acuerdo cómo pero me acerqué y lo abracé, me vieron tan emocionada que me dejaron pasar, le dije que gracias a él soy de Vélez y Chila no me soltaba, esto no me lo olvido más". También pudo conversar con Jimena Albano, Presidenta del Departamento de Peñas y con el Presidente del Club, Sergio Rapisarda, a quienes les agradeció la oportunidad y les deseó lo mejor en sus respectivas gestiones.

Maria De Lourdes Marr.

Al caer la tarde y acompañada por Sergio, su marido desde hace 36 años, y las decenas de hinchas de todo el país, emprendió la caravana que guió la murga Fortineros de Corazón para entrar al Amalfitani y estar presente en el partido entre Vélez y River. "Quedé impactada con el Estadio, es muy diferente a como se ve por televisión, es imponente", reconoció en su enorme emoción.

Lourdes vivió un fin de semana único. "Estuve en Vélez pero todavía no caigo", repite a cada momento pero ya está planeando volver en un futuro para conocer la Villa Olímpica y disfrutar un poco más relajada de los rincones del Club. Rincones que otrora han pisado varios de sus coterráneos vistiendo la V azulada: el "Ro Ro" López, el "Tanque" Silva, Sebastián Sosa y Julio César Jiménez fueron algunos de los baluartes que Vélez supo adoptar del vecino país.

Vélez rompe las fronteras, y desde Argentina, Uruguay y Paraguay conquista, con su sentido de pertenencia y amor por los colores y la Institución. Para quiénes están más lejos las imágenes de todo lo que acontece en torno al Club son el único nexo para sentirse cerca, para poder ser parte. Efectivamente las lágrimas de Lourdes tocaron las fibras más íntimas de todo aquel que posó sus ojos en ella. Adultos y jóvenes se emocionaron por igual, y el común denominador fue reconocer que esto es Vélez, un amor que sin dudas, forjamos Todos Juntos.