Columna del Técnico

“Veo al grupo con muchísimas ganas de salir adelante”

Gabriel Heinze dialogó con la prensa tras el entrenamiento matutino. Resaltó la importancia de corregir errores de cara al partido con Belgrano y dijo que del actual momento "se sale con trabajo, responsabilidad y buenos resultados". Y agregó: "Hay material para salir de esta situación y para mucho más también".

En medio de una gran concurrencia de medios periodísticos, el entrenador comenzó analizando al próximo rival. “Es un partido muy importante, como el anterior. Belgrano es un rival muy difícil y nosotros trabajamos para sacar un resultado positivo”.

Ante la consulta de un colega sobre una afirmación que brindó Heinze post Patronato, la cual hablaba de "no resignar una manera de jugar", el periodista preguntó si se refería a una forma de ver y sentir el fútbol o a un sistema táctico en particular. Y el técnico respondió: “Ambas cosas. No puedo cambiar de una semana a la otra. Sí considero corregir errores que he cometido. Y volviendo al partido con Patronato, la derrota no se puede modificar, pero sí la tarea colectiva que se hizo. Trabajo para darle más herramientas a los chicos para poder mejorar el rendimiento”.

Diferentes cuestiones quedaron por examinar tras el último traspié. Por ejemplo, la posición de Jesús Méndez en el mediocampo. El entrenador no esquivó la requisitoria y argumentó. "A Méndez no lo tuvimos tan centralizado y sí lo perdimos en banda. Por eso, cuando cambiás de posiciones, lo que te lleva al mejor funcionamiento es el tiempo y al no tenerlo, debés corregir errores. El partido con Patronato fue lo que pensé, salvo una excepción, lo apuntado de Méndez, pero lo que te da el tiempo es que los laterales volantes ayuden en la posición y en la recuperación en este caso, al volante central".

También se expresó sobre las variantes posicionales que involucraron a Guido Mainero y Agustín Bouzat, derecho y zurdo, respectivamente, pero ubicados en ciertos pasajes con pierna cambiada en el otro extremo. "Bouzat jugó en distintos puestos en Boca en Primera y Reserva, en Defensa y Justicia, y también como 10 por adentro. Mainero, exactamente igual. Yo lo enfrenté siendo entrenador de Argentinos Juniors y él nos hizo daño con pierna cambiada. Mismo lo ha hecho como delantero centro. Entonces, cuando pongo a un jugador en un lugar con pierna cambiada, estudio contra quién se va a enfrentar y eso hice con Patronato. Y claro que me puedo equivocar, pero lo hago analizando, no haciendo ta-te-ti (sic). El problema no fue que jueguen en posiciones con pierna cambiada, sino que no se impusieron en los duelos uno contra uno".

"Veo a un grupo que tiene muchísimas ganas de salir de esta situación, que sabe y quiere a este club, que está continuamente redoblando esfuerzos para salir de este momento".

La posible vuelta de Matías Vargas al once inicial y si justamente puede ser el "socio ideal de Mauro Zárate", fue otra de las preguntas de la prensa. Heinze apuntó a todo el grupo. "La solución no está en un solo jugador sino entre todos los jugadores. Que después se destaquen los mejores, claro. El pase final lo puede dar Robertone, Domínguez o Mainero con un centro atrás. Los que tienen más calidad, darán mejores habilitaciones, no sólo Vargas, un chico con mucha capacidad".

Yendo a una mirada más amplia sobre el porqué de las trabas que impidieron mostrar un mejor funcionamiento ante Chacarita y Patronato, Gabriel Heinze dijo: "Las trabas son el momento, las derrotas que te hacen ver todo negativo. Y se sale con trabajo, responsabilidad y un buen resultado. Y de esta salimos todos juntos. Puedo decirte que una pelota picó mal o que la sacaron de la línea y bueno, así es el fútbol. Pero me levanto y me acuesto todos los días pensando en que estos chicos tengan la fortuna de ponerse en ventaja en el marcador y que se sientan cómodos, que estén contentos después de un partido".

"Para mi hay material para salir de esta situación, para  jugar mejor. Los chicos están con muchas ganas y eso a mí me da muchas más fuerzas. Reitero: Veo con muchas ganas al plantel y siendo conscientes de esta situación".

El recorrido por distintos temas le permitió al entrenador reflexionar sobre lo que fue el armado del plantel: "Supe cómo iban a llegar todos los refuerzos, pero sí, espero más de ellos. Es verdad que llevamos dos meses y el trabajo tiene que empezar a salir. Eso es parte de la evolución. Si evoluciona el equipo, ellos mejorarán". 

Para finalizar, volvió a hablar sobre Belgrano de Córdoba e hizo hincapié en qué aspectos de su juego le preocupan. "Creo que es un equipo durísimo. Tiene un mix entre dos medios centros muy buenos y disponen de un juego directo e intenso. Son un equipo duro y no puedo descuidarlo, porque el que se imponga en cada fricción, sacará muchas posibilidades de ganar el partido".